Caminar 15 minutos tras cada comida protege a los mayores contra la diabetes
Fecha: 4 julio, 2013
Fuente: Somos Pacientes

Caminar durante 15 minutos tras cada comida podría ayudar a las personas mayores a prevenir el desarrollo de diabetes tipo 2. Y es que los paseos de un cuarto de hora son eficaces para regular los niveles de azúcar en sangre y, por ende, para reducir el riesgo de presentación de la enfermedad. Así lo muestra un estudio llevado a cabo por investigadores de la Escuela de Salud Pública y Servicios de Salud de la Universidad George Washington (Estados Unidos) y publicado en la revista Diabetes Care.

Concretamente, los resultados revelan que llevar a cabo tres caminatas cortas después de las comidas son igual de efectivas para reducir el azúcar en sangre que caminar durante 45 minutos a un ritmo suave-moderado. Y asimismo, que caminar tras la comida es más eficaz que un paseo prolongado de hasta tres horas después de la cena.

En palabras de la doctora Loretta DiPietro, directora de la investigación, “nuestros hallazgos son una buena noticia para las personas de 70 y 80 años que pueden sentirse más capaces de llevar a cabo una actividad física intermitente a diario, sobre todo si las caminatas cortas se pueden combinar con recados o pasear al perro”.

Reducción del riesgo

Numerosos estudios han sugerido que la pérdida de peso y el ejercicio físico pueden prevenir la diabetes tipo 2. Sin embargo, esta es la primera investigación en la que se demuestra que las sesiones cortas de actividad física programada en períodos de riesgo –esto es, tras las comidas, momentos en los que se producen elevaciones de la concentración de azúcar en sangre– también puede prevenir el desarrollo de diabetes tipo 2.

Como explica la doctora de DiPietro a tenor de los resultados de este estudio llevado a cabo con 10 personas mayores de 60 años y con riesgo elevado de diabetes, “las contracciones musculares relacionadas con caminatas cortas resultan inmediatamente eficaces contra las elevaciones potencialmente dañinas de azúcar en sangre que se observan comúnmente en las personas mayores tras las comidas”.

Sin embargo, como recuerdan los autores, la mayoría de la gente suele ingerir grandes cantidades de comida durante la tarde o la cena, para luego dormir una siesta o ver la televisión. “Y esto es lo peor que puede hacerse. Se debe digerir un poco la comida y luego salir y moverse”, concluye la doctora DiPietro.

- ¿Quieres consultar (en inglés) el estudio publicado en la revista ‘Diabetes Care’?

- A día de hoy, 84 asociaciones de pacientes dedicadas a la diabetes son ya miembros activos de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?