Bruselas defiende la continuidad de los funcionarios británicos pese al ‘Brexit’

A las tres de la madrugada ya no pudo más. Abandonó la comodidad de la cama y aunque al día siguiente tocaba trabajar, se enganchó a la BBC durante casi cuatro horas para seguir el recuento de votos. No volvió a acostarse. “Mi corazón latía demasiado rápido”, justifica uno de los casi 1.500 funcionarios británicos en la UE, que prefiere guardar el anonimato. Si en Reino Unido son los inmigrantes los que temen que el Brexit les afecte personalmente más allá de terremotos bursátiles y grandes cifras macroeconómicas, en la capital de la UE son los empleados británicos en instituciones comunitarias los que viven con incertidumbre el nuevo escenario.

La reacción para aliviar esos miedos ha sido rápida. Solo unas horas después de conocer el adiós británico, en medio de una tormenta política y económica para cuya descripción se han empleado adjetivos de grueso calibre, tanto el presidente del Parlamento, Martin Schulz, como el de la Comisión, Jean-Claude Juncker, dirigieron sendos correos electrónicos a los funcionarios británicos de la UE. “Haré todo lo que esté en mi mano para apoyaros y ayudaros en este complejo proceso. Nuestras leyes serán interpretadas y aplicadas con un espíritu europeo”, les escribió Juncker en un mensaje lleno de palabras tranquilizadoras. “Trabajáis para Europa. Dejasteis vuestro escudo nacional en la puerta cuando os unisteis a las instituciones”, dice otro fragmento.

Fuente: elpais.com

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*